VOLVER


EXQUISITA SOLITUD

ALASKA

Dicen que el paraíso descansa en las profundidades de la América más septentrional, donde un lodge sumergido entre el lujo y la aventura nos recibe con la naturaleza más salvaje. Bienvenidos a Alaska.

La sensación de ser como una hormiga en mitad de la inmensidad no puede ser más intensa cuando se llega aquí. Realmente, uno se siente poca cosa ante la magnificencia de la naturaleza en su estado más puro y virginal. Y, a la vez, este sentimiento de indefensión puede convertirse también en un instante de extraordinaria paz con uno mismo, de contemplación fabulosa de la belleza ante tanto esplendor.

Ya lo dijo hace mucho tiempo el poeta Alphonse de Lamartine: ¡En todos sus sueños más bellos, el hombre no ha sabido jamás inventar nada que sea más bello que la naturaleza!. Y bien cierto es. La hermosura que desprenden algunos paisajes, como estos de las montañas de Alaska, nunca podrán ser superadas por la mano del hombre, por muy perfecta que sea esta.

Acercarse aquí tampoco es fácil. Estamos en un punto alejado del norte de América y a la vera del Pacífico, en el golfo de Alaska. Algunas tortuosas carreteras permiten llegar a los rincones más perdidos de esta península, pero desde luego es más fácil alcanzar el destino en avioneta.

Durante el vuelo se disfruta de unas vistas excepcionales. Nos situamos cerca de la frontera de Canadá, en el inmenso Parque Nacional de las montañas de Wrangell y St. Elias, de más de cincuenta y tres mil kilómetros cuadrados -más grande que Aragón entera- y que continúa, en el país vecino, con la Reserva Nacional de Kluane. En conjunto, esta es la extensión de masa terrestre más protegida del planeta.

Pueden imaginarse la excepcionalidad de una foresta salvaje y furtiva, rodeada de altas cimas, que como en el caso del monte St. Elias asciende a los 5.489 metros de altitud. Además, aunque el Círculo Polar Ártico queda todavía lejos -a algo menos de mil kilómetros- el frío ya es muy intenso como lo demuestra la presencia de algunos glaciares permanentes tales como Bagley, Nabesna o Russell.

Por otra parte, la corriente del Pacífico dulcifica y humidifica algunos valles. Lo que permite la vida natural. Estamos en el reino de los osos y las águilas que regentan un espacio inmenso de bosques y cimas nevadas. Al sur de las montañas Wrangell, el valle del río Chitina y su amplia red de ríos afluentes. Destacan en las alturas el pico Churchill de 4.767 metros de altura o el Blackburn, un volcán con sus 4.996 metros.

Al norte de la cordillera, los valles de los ríos Chisana y Nabesna conectan con el valle del río Yukón. Son lugares excepcionales para la práctica del senderismo, el montañismo, el esquí y la pesca deportiva. Una antigua vía de ferrocarril, en activo solo en los tiempos de la fiebre del oro que inundó Alaska a principios del siglo XX, sirve de vía de ascenso a las montañas. Son la McCarthy y la Nabesna Road.

Como en todos los grandes parques naturales norteamericanos, el de Wrangell-St Elias está muy bien organizado. Hay excelentes servicios de guías, buenos centros de interpretación y los espacios donde se puede circular con lancha, motos de nieve y vehículos todo terreno están perfectamente regulados. Estamos también en el país de la aventura. Donde es posible emocionarse con múltiples actividades de ocio y deportivas, así como de contemplación de los animales y la naturaleza.

Por la noche queda el disfrute de un buen baño y una sauna en uno de los exclusivos lodges de madera. Allí, junto al fuego, será el momento de contar las experiencias vividas y compartir sensaciones. ¡Qué espectacular es la naturaleza en Alaska!



LOS “MUST” F&S

  • El confort y ambiente familiar de un lodge de madera en el corazón de los bosques de Alaska. Un conjunto de cinco chalets donde sólo es posible llegar con avioneta. Privacidad garantizada.
  • ¿Buscamos aventura? El Parque Nacional de Wrangell- St. Elias forma parte de la extensión terrestre más protegida del Planeta. Un safari en la naturaleza más salvaje.
  • Después de practicar esquí, trekking, senderismo o pesca deportiva, el lodge supone un merecido premio con un agradable baño junto a un fuego y una sesión de sauna de leña.
  • Historias de chimenea. Alaska es una tierra de momentos especiales, de contrastes y emociones. Al acabar la jornada, compartir con los guías el espectáculo de la naturaleza más salvaje.
  • El Parque Nacional Wrangell-St. Elias es espectacular. Acoge picos que superan los cinco mil metros. El techo de estas montañas es uno de los lugares más fríos de América y en los valles, gracias a la corriente del Pacífico, conviven osos y las águilas con una tupida vegetación.
ASÍ LO VIVIÓ...
"Nunca me había encontrado ante un espectáculo igual. La increíble inmensidad de una naturaleza absolutamente virgen. A centenares de kilómetros de la civilización. Realmente solos en mitad de la creación".

Bernat LL.  Empresario, Sant Cugat del Vallès

HIGHLIGHTS



ÉPOCA IDEAL

Estos son los meses que recomendamos para viajar al destino teniendo en cuenta la climatología, intereses y eventos.


Enero
febrero
marzo
abril
mayo
junio
julio
agosto
septiembre
octubre
noviembre
diciembre


ACTIVIDADES RECOMENDADAS

Las actividades sugeridas marcan la esencia del viaje. Por supuesto, no son las únicas y pueden adaptarse al tipo de viaje que desee realizar.


1
1
1
1
1
1
1
1
1
1


TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS

Proponemos otras alternativas que puedan ajustarse al viaje deseado. Tal vez otro destino, quizás un interés relacionado…






MIEMBRO DE:

a p T g
V V b ch
r th v f
r r

SUSCRÍBASE A LA NEWSLETTER



CONTÁCTENOS
Si tiene cualquier duda o cuestión referente a nuestros servicios, a la empresa o sobre su reserva, le rogamos se ponga en contacto con nosotros.

c/ Paris 207. 08008 Barcelona (España)
T. +34 932 178 300
F. +34 932 178 487
welcome@ferrerysaret.es

SÍGANOS EN

blog f i in y

CONDICIONES GENERALES
Nuestros viajes se rigen por unas condiciones generales adaptadas a la legislación vigente. No duden en consultarlas clicando aquí.